sábado, 24 de septiembre de 2011

Manolo Blahnik: El Zapatero Que Nos Hace Soñar

 
Si Diana Vreeland, la sacerdotisa de la moda por antonomasia no hubiese animado a un joven diseñador de Suiza a que “hiciese zapatos”, el nombre de Blahnik podría no haber aparecido nunca entre los diseños mas codiciados del momento: zapatillas, babuchas y zapatos de salón muy sexy y lujosos emergían de los brocados, terciopelo cabritillas glacé mas exquisitamente adornados con incrustaciones de piedras preciosas de lo mas que se haya visto jamas. Madonna compra zapatos Blahnik (“duran mas que el sexo”), asi como Bianca Jagger y Paloma Picasso, quienes no solo aprecian la destreza consumada y el descarado encanto de sus creaciones sino también su legendario corte favorecedor.






“Tengo algunos trucos,” afirma Blahnik, “soy el rey de las tijeras”, y ha utilizado esas tijeras para crear unos diseños tan sumamente caprichosos como el zapato que se asemeja a un guante y otro con una tira que recuerda una serpiente enroscándose alrededor del tobillo. Con frecuencia echa mano de otras épocas; un tacón de estilo de regencia aquí, una pala rococó allá... pero sus zapatos de acabado manual son tan intrínsecamente modernos como las poderosas mujeres que los llevan. 


Todos los zapatos Blahnik, con pala estrecha característica, pasan por cincuenta procesos de producción diferentes, por lo que en su fabrica de Parabiago, Italia, solo ven la luz unos ochenta pares cada día. No obstante, tan limitado suministro parece ser la razón de que sus fieles ardan aun mas en deseos de poseerlos. Un ciente acostumbra a comprar cada temporada veintitrés pares por teléfono, sin verlos siquiera. Según declara el diseñador Bernard Figueroa , “Blahnik es el Luther Vandross de los zapatos, por que sus formas son extremadamente suaves y seductoras”.
Zapatos de los años 80


Nacido en las Islas Canarias en 1942, de padre checo y de madre española, Manolo Blahnik estudio literatura y arquitectura en la universidad de Ginebra y se propuso aprender diseño artístico. Se intereso de modo superficial por los zapatos en la década de los 70, cuando creo su propia versión de los zapatos bicolor para hombre, y tras su decisivo encuentro con Vreeland centro su atención en los zapatos de mujer. Abrió su primera boutique en Londres en 1973 y elaboro unas sandalias de plástico llamadas “jellies” para Fiorucci antes de dedicarse a estilos mas sofisticados.



Hasta el día de hoy, Blahnik talla los tacones el mismo y supervisa todos y cada uno de los modelos que se elaboran en su fabrica italiana. Sus diseños aparecen en las colecciones de pasarela mas importantes, así como en las revistas de moda de mayor prestigio internacional.

El primer recuerdo de un zapato para Blahnik se remonta a una Marlene Dietrich sobre tacones altísimos atravesando el desierto en la película Marruecos, y todavía conjura personajes del cine y la literatura para que se inspiren en sus lineas. Después de todo, afirma, no solo crea zapatos, sino “momentos fugaces” con el espíritu de la fantasía pecaminosa que incluso una Marlene Dietrich avanzado por la arena del desierto sabría apreciar.




SS 2007



Las Mary Jane llamadas Campari.








SS 2010



SS 2010



Something Blue. Más conocidos por ser los zapatos con los que Mr.Big pide la mano a Carrie en la película SATC.






Sandalias Catalina SS 2008



 Puede que hoy en dia no se vean muchos zapatos de el señor Manolo Blahnik ya que el todopoderoso Louboutin manda en la alfombra roja aún asi, aquí teneís una pequeña muestra:

Uma Thurman



Blake Lively



Sarah Jessica Parker en SACT



Jennifer Aniston



Petra Nemcova
Y esto es todo por hoy, espero que os haya gustado el post, y espero no haber defraudado a muchas fans de Blahnik, aún así, si creeís que me he dejado algo en el tintero, no dudeís en decirmelo.

Dafne.
Fuente: O'Keeffe, Linda. (1996). Un tributo a las sandalias, botas, zapatillas, Zapatos. Editorial: Könemann.


1 comentario:

Miriam Diaz dijo...

me encanta tu blog!

www.inmybagbymiriamdiaz.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...